¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un sofá?

Noticias

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un sofá?

Todos los puntos importantes que debes tener en cuenta cuando decidas comprar un sofá

 

Comprar un sofá: aquel espacio tan importante en todos los hogares. Un lugar para compartir y vivir nuestro día a día. Sin duda, es uno de los muebles con más presencia e importancia en el salón de todos, sin distinción alguna de los tipos de salones que puedan existir.

Ya seas clásico, contemporáneo, renacentista o minimalista, el sofá más que un mueble, es un lugar fundamental que utilizamos a diario ya sea para descansar, leer, enamorar, disfrutar o merendar. Es un espacio que puede convertirse en un restaurante de moda, un bar conceptual o una herramienta eficaz de coaching. No importa el uso que les ya que lo que realmente importa es, valga la redundancia, la importancia que le damos a nuestro sofá a través de nuestra vida.

Por eso, si has llegado a encontrarte en ese momento tan especial cuando retumba en tu mente: y ahora, ¿qué sofá compró? ¿qué color? ¿qué modelo? ¿cuánto me gastaré? Pues estás de enhorabuena porque hoy te traemos unos consejos muy prácticos que podrán ayudarte para cuando llegue la hora de tu elección final en tu compra. Sabemos que para elegir el sofá apropiado para tu casa debes recordar algunos aspectos fundamentales como las dimensiones, el estilo y los materiales con los que está fabricado.

Por todo ello, para elegir el mejor sofá y asegurarte que la elección que hagas sea la más acertada, en este artículo te mostraremos algunos puntos a tener en cuenta en el momento de comprar tu sofá y que te explicamos a continuación:

 

  • ¿Qué función tendrá tu futuro sofá?

 

El sofá es el elemento más importante de un salón. Por ello, los demás objetos y muebles que estén en tu salón poseen su ubicación porque orbitan alrededor de él. Sabemos bien que cuando decoramos el salón todos los pequeños detalles son de suma importancia, desde la iluminación, el color de las paredes, los adornos, la mesa de centro, entre otros. Sin embargo, el rey de la estancia sin duda es el sofá. Por eso es tan importante elegirlo bien a la hora de la compra. Primeramente, tienes que valorar sobre todo el uso que le darás al sofá. No es lo mismo un salón familiar, una biblioteca, una sala de visitas o una habitación de juegos para los niños. También es de suma importancia tener en cuenta los usos y costumbres de tu familia. Si el sofá tendrá un fin decorativo puedes apostar por materiales menos resistentes pero siempre elegantes o de diseño. Si por el contrario, has decidido que le darás un uso más constante es mejor decidirse por un sofá con materiales resistentes y duraderos, especialmente cuando son hogares con niños. Ten en cuenta que si sueles recibir a menudo visitas de amigos o familiares será mejor que  optes por un sofá cama.

 

sofás-baratos

 

  • El tamaño de tu sofá sí que importa.

Otro de los aspectos bastante fundamentales en el momento de comprar un sofá es la referente a sus dimensiones. Por ello, para decidirte por la medida adecuada de tu sofá, lo primero que deberías tener en cuenta es lugar donde lo vas a ubicar. Si tu salón tiene pocos metros cuadrados puedes elegir piezas ligeras, con menos fondo y patas que les den aire, además lo puedes combinar con sillones o asientos auxiliares como banquetas o pufs. Contrariamente, si dispones de un amplio espacio, puedes elegir sofás en forma de “L”  o chaise longue, que es una opción más práctica que los típicos 3+2. Así también, los sofás de tres plazas miden unos dos metros de largo, 20 centímetros más o menos según sean los apoyabrazos; los de dos plazas, entre 1,65 y 1,80 metros. Te recomendamos dejar los de cuatro plazas para habitaciones que tengan más de 40 m2 para que pueda lucir mejor. Ten en cuenta que el fondo del asiento será el que va a dar sensación de mayor o menor tamaño siendo el estándar de 90 a 95 centímetros.

 

  • La tapicería, cuestión de gustos.

Llegados a este punto tendremos que decidir cuál será la piel que envolverá a nuestro sofá. Por ello, la tapicería del sofá es muy importantes porque determinará el estilo de decoración de la estancia donde vas a ubicarlo en tu hogar. En consecuencia, la elección del material es un punto fundamental para su conservación y además de disfrutar durante el mayor tiempo posible de su aspecto. Si deseas darle un toque elegante podrás poner un sofá tapizado de piel natural, el cual será muy duradero, flexible, fresco en verano y cálido en invierno y siempre te dará un toque de exclusividad que sorprenderá a tus visitas. Si finalmente te decides por los textiles clásicos de toda la vida, hay gran cantidad y variedad de lonetas, chenillas, brocados, chintzs y damascos de alta calidad con tratamientos anti manchas, anti arrugas, anti quemaduras y anti enganches. Como puedes apreciar el abanico de posibilidades para revestir tu sofá es muy amplio y siempre dependerá del gusto que quieras darle.

 

  • La comodidad siempre es primordial.

El sofá es sinónimo de comodidad para todos. Un sofá incómodo es una contradicción en sí misma. Por ello, el relleno de los almohadones que lleve tu sofá es importante ya que afectan directamente a la comodidad y de esta dependen los asientos y el respaldo. Tener en cuenta que tanto las medidas del respaldo, como el relleno son dos factores muy determinantes. Un material como la pluma es aconsejable como relleno en los respaldos, así como la fibra hueca siliconada. En lo que respecta para la zona de los asientos, es mejor utilizar espuma de alta densidad, mezcla de espuma con plumas, refuerzo de muelles y/o viscolástica.

 

  • Los colores hablan por tu sofá.

Colores hay muchos por eso tu sofá siempre debe ir acompañado del color apropiado. Por eso, suele ser lo que más nos cuesta decidir a la hora de la compra. Elegir según el espacio, según nuestra personalidad, según el propio sofá o según nuestro humor en el momento de la compra. Por todo ello, el consenso es muy difícil y puede complicarnos más de la cuenta. Cabe recalcar que el color que se elija puede coincidir con el resto de la decoración en líneas generales o se puede coordinar con ciertos elementos clave. También puede ser la pieza que se destaca sin tener que coincidir con nada. Por eso, los sofás más combinables son los lisos de color neutro, pastel o tierra. En comparación a los lisos están los de rayas, que estilizan el mueble de manera significativa, los de cuadros que dan sensación de más volumen, o los que llevan estampados quedando bien en espacios amplios y con mucha luz. Si tu sofá tendrá emociones fuertes, las chenillas lisas con aspecto de terciopelo son a prueba de niños, perros y gatos, y son totalmente recomendables para poder darle mayor resistencia y durabilidad. No olvides que el color y textil que elijas lo vas a tener durante todas las estaciones del año, lo que sí podrás cambiar a tu gusto y con más facilidad son los cojines decorativos según la temporada.

 

sofás-cama

 

  • Cuando el sofá se convierte en cama.

Si no disponemos de mucho espacio en nuestra vivienda lo tuyo es un sofá cama. De ahí que sea una buena solución para casas pequeñas y estudios de pocos metros cuadrados donde conviven el salón y el dormitorio o como solución fantástica para cuando tengas invitados ocasionales. Hoy en el mercado existen una gran variedad de sofás cama con sistemas de apertura más modernos y acabados que pueden cumplir la doble función sin problemas, siendo uno de los más tradicionales el sistema comúnmente conocido como el Italiano y que es el sofá cama por excelencia. En la actualidad hay muchas novedades que lo convierten en una apuesta rejuvenecida, de hecho, ya no es necesario retirar los cojines del sofá, ya que van adheridos a la estructura de la cama y se mueven con ella. Por otra parte, el colchón puede ser de espuma o de látex.

Esperamos haber podido ayudarte con tu futura decisión y a conocer saber qué debes tener en cuenta a la hora de comprar un sofá. Ya sabes que en Divano’s nuestro equipo siempre está a tu entera disposición para asesorarte, como es debido, en todo lo que necesites antes, durante y después de tu compra.

Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en las redes sociales.

¡Te deseamos un buen día!

También te puede interesar

Te damos las claves para elegir un buen sofá

LOS SOFÁS CAMA QUE TUS INVITADOS AGRADECERÁN

El estilo que buscas para vestir tu hogar