El color por excelencia en decoración del hogar de este verano

En verano lo que nos apetece son los colores frescos y alegres. Pero, ¿quién dijo que los pasteles no podían ser todo eso? Los colores pastel o, como se les llama ahora, los colores candy, son dulces, versátiles, luminosos y están eternamente de moda. Atrévete a decorar todos tus interiores con esta gama de colores y saca tu lado más vintage.

Seguro que por su nombre los reconoces por haberlos leído en alguna revista de decoración, porque la it-girl de moda los usa en su decoración del hogar o porque simplemente es una tendencia que te fascina, como a nosotros. Pero, ¿estamos de acuerdo en que no hay colores más dulces en la paleta cromática que los candy colors? Como podemos intuir, los colores pastel deben su palidez a la alta dosis de blanco que contienen sus mezclas, es por eso que todos los tonos tienen una saturación más bien baja, y eso hace que pueda crear atmósferas apacibles, sosegadas y serenas. ¿Quieres saber otra ventaja de estos colores? ¡No cansan! Son colores muy neutros y eso hace que no pasen nunca de moda y que, por consiguiente, no nos cansemos.

Los más top de este verano

Verde menta

Refrescante pero sin ser frío, dulce sin caer en la sobredosis, apacible pero sin aburrir. El verde menta o más conocido como el mint, por esa manía de los it-decoradores para traducirlo todo al inglés, es uno de los colores más top de este verano. Tiene infinidad de aplicaciones y la verdad es que a nosotros nos encanta.

 

 

Rosa pastel

Uno de los colores más dulces de la gama de los colores pastel. Así que si te gustan más los colores ácidos no abuses de él, ya que quizás tus estancias te resultarán un poco empalagosas.

 

 

Azul celeste

Como el rosa pastel, el azul celeste muchas veces se asocia a decoraciones infantiles. Pero… ¡Quitémonos ese tópico de encima! Ahora con la tendencia mediterránea el azul cielo es ideal tanto para exteriores como para interiores. ¿No te parece? Además, estos tonos combinados con blancos o el color natural del mimbre y la madera es simplemente… ¡Genial!

Amarillo soft

¡Sin duda nuestro favorito! Es vital, alegre y luminoso. Aunque sus tonos más eléctricos pueden cansar un poco e incluso estresar a veces, esta variedad es el perfecto equilibrio entre la paz y la vitalidad. Mantiene toda la personalidad del amarillo pero sin ningún tipo de exageración. Y si no quieres arriesgar a pintar una pared entera o un mueble de este color siempre puedes recurrir a los textiles.

 

 

¡Un último consejo! No olvides combinarlos, ¿cómo?, con colores aún más neutros que los candy. Un ejemplo que nos encanta como queda es el blanco. ¿No te parece? Así que ya sabes, este verano incluye los colores pastel en tu decoración del hogar. Nosotros nos despedimos hasta la semana que viene. ¡Sed muy felices!

Compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+